Dra. Alexandra Galletti

Obsesión por el sexo podría ser genética

Una investigación controversial publicada en la revista Epigenetics afirma que a través del ADN se puede diagnosticar el origen del trastorno hipersexual, conocido por la mayoría de las personas como obsesión por el sexo. El estudio también determina la influencia directa de la oxitocina en este trastorno.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, entre 3 y 6 por ciento de la población. Este problema de control de impulsos se caracteriza por la presencia de pensamientos obsesivos relacionados con el sexo y a la compulsión de realizar actos sexuales. Esta pérdida de control puede causar serios inconvenientes sociales e incluso legales.  

Adrian Boström, miembro del departamento de Neurociencia de la Universidad de Uppsala, declaró, en una nota de prensa publicada por Scimex, que se investigaron aquellos mecanismos reguladores epigenéticos detrás del llamado trastorno hipersexual para así determinar si tiene algún sello distintivo que lo diferencie de otros problemas de salud.

¿Qué tanto influye la oxitocina?

Investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo identificaron dos regiones del ADN que están particularmente alteradas en aquellos pacientes que sufren en este trastorno. La conclusión es que un MicroARN asociado estaba subexpresado. Este microARN se ocupa de regular las cantidades de oxitocina. Por tanto, es importante que surjan nuevas investigaciones que prueben que reducir esta hormona puede contribuir a que los pacientes de equilibren.

¿Qué opinan al respecto? Si tienen alguna duda o inquietud no dejen de comunicarse con su sexóloga en Miami.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
es_ESSpanish
This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience. Este sitio web utiliza cookies y recopila información personal para una mejor experiencia de usuario.