Dra. Alexandra Galletti

¿Estás de acuerdo con el poliamor?

Ella está con ella y con él, él está con ella y con ella, ella está con él y con ella también… Son felices y no pasa nada, más allá de las complicaciones y problemas habituales de las relaciones de pareja tradicionales. En las relaciones poliamorosas tres no son multitud. ¿Les parece raro? Es mucho más común de lo que podrían pensar. Les regalaré este dato: 83% de las sociedades existentes permiten la poligamia en diferentes escalas y variedades. Sí, sólo 17% de los seres humanos forman parte de sociedades estrictamente monógamas.

La monogamia no es algo natural sino algo impuesto por la sociedad, por las leyes e incluso por comodidad. Este tipo de vínculo surgió cuando nuestros ancestros empezaron a hacerse sedentarios y se hizo más habitual, principalmente, por razones económicas: en una familia “tradicional” es más sencillo compartir los bienes. Con la llegada del amor romántico y los ideales victorianos del siglo XIX el concepto terminó se asentarse. En pocas palabras, la exclusividad sexual y amorosa apareció bastante tarde. ¿Están sorprendidos?

¿Qué es exactamente el poliamor?

En 1990, la polémica  Morning Glory Zell-Ravenheart publicó un relato titulado A bouquet of lovers, donde expuso sus ideas, su filosofía y empleo el término por primera vez. En resumen, el poliamor es la preferencia, tendencia o hábito de relacionarse románticamente con más de una persona a la vez, estando todos los involucrados totalmente conscientes.

Hay que dejar en claro que existen muchas maneras de vivir el poliamor. Por ejemplo, es probable que las personas que participen tengan diferentes orientaciones sexuales e incluso que no todas las partes tengan sexo, el abanico de posibilidades es muy amplio y los límites pueden llegar a ser difusos y difíciles de entender. Profundicemos un poco en el tema:

  • Poliamor jerárquico: tiene como base un grupo nuclear con un vínculo más intenso y comprometido y se presentan una o varias relaciones periféricas con carácter secundario.  Es común que cada individuo tenga una relación primaria y otra de menor importancia y que los integrantes del grupo nuclear pongan ciertos vetos, límites y normas a las periféricas. Este tipo de poliamor es lo más parecido a las relaciones de pareja tradicionales en la cultura occidental.  
  • Polifidelidad: la relación está restringida a un número de personas específico y los límites están muy claros. No se permite ningún tipo de contacto sexual con individuos fuera del grupo.
  •  Amor libre o anarquía relacional: es el menos parecido a las parejas monógamas. No existen a priori ningún tipo de restricciones, así que cada integrante es libre de relacionarse sin ningún límite. En la anarquía relacional no es necesario colocar títulos o etiquetas ni las presionas propias de las relaciones comunes. Sin duda alguna, es la más desestructurada.

Poliamor no es poligamia

La poligamia está ceñida al matrimonio o al noviazgo formal. Es decir, es polígamo una persona casada o comprometida que tiene relaciones con otros individuos, con igual o mayor intensidad. Por el contrario, en el poliamor no tiene como base a una relación convencional y/o tradicional y la posibilidad de tener uno o varios amantes no se limita al género ni a una sola persona.

¿Qué opinas del poliamor? ¿Estás de acuerdo? ¿Estás en contra? Cualquier duda o inquietud no dejes de contactar a tu sexóloga en Florida.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
es_ESSpanish
This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience. Este sitio web utiliza cookies y recopila información personal para una mejor experiencia de usuario.