La ansiedad de ser una squirter

Existe un porcentaje muy pequeño de mujeres que afirman ser squirters. Otras piensan que eso es un mito producto de la industria pornográfica o que simplemente son incapaces de hacerlo.  ¿Tú qué opinas? ¿Lo has logrado experimentar?   

Muchas pacientes me han consultado al respecto y me expresan su tensión por querer experimentar estos chorros potentes al alcanzar el orgasmo. El estrés generado por la mayoría es porque a sus novios les encanta ver mujeres que lo logran en las películas porno.  Yo les comento que ser una squirter sí es posible, pero no como lo muestra el porn. En los porn films utilizan implantes, bombas de agua y otras técnicas que hacen simular una especie de eyaculación femenina extremadamente potente.

 

¿De dónde viene el fluido de la eyaculación femenina?  

Los estudios demuestran que al estimular el G-spot es cuando se tienen mayor posibilidad. Eso se debe a que se tiene un efecto directo en las glándulas de Skene.  Los componentes químicos de este fluido no son los mismo que los de la orina, está conformado por sustancias que también están presentes en la esperma del hombre.  Como dato curioso, cuando hueles este fluido no huelle a orina, no es amarillo y tampoco mancha las sábanas.

¿Por qué eres o no eres squirter?

Depende de la ubicación de la glándula Skene. Esta varía dependiendo de la mujer y por eso algunas pueden eyacular y otras no.

Si eres una squirter, no te inhibas y disfrútalo plenamente. A los hombres suele excitarles muchísimo. Pero, si no lo eres, como sexóloga clínica lo único que puedo decirte es que ni pienses en ese fluido misterioso y enfócate en disfrutar del sexo y en gozarte tus orgasmos.

(Visited 258 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 18 =

@AlexandraGalletti