¿El tamaño importa? ¡Sácale provecho a tu pene!

Según una investigación de la revista BJU International, el tamaño promedio de un pene en reposo es de  9,16 centímetros en estado de reposo y 13,12 cuando está en estado de erección. Si hablamos de circunferencia el diámetro es de 9,31 centímetros en reposo y 11,66 durante la erección. Aunque estas medidas son promedio, la realidad es que el tamaño no importa y no definirá la capacidad del hombre de satisfacer a una mujer.

Como sexóloga en Tampa puedo afirmar que aunque el hombre tenga un pene pequeño, se le puede sacar provecho con los siguientes cinco consejos prácticos:

Comunicación y sinceridad

Cualquier inseguridad con el tamaño del pene, lo mejor que se puede hacer es hablarlo de forma sincera y directa. La mujer debe tomarse la conversación con seriedad, sin burlas. Es su deber dejarle claro que el tamaño no interfiere en su deseo ni en sus ganas de tener sexo con él.

Busquen el orgasmo por varios métodos

El orgasmo no sólo se logra a través de la penetración sino también con masturbación o sexo oral. Al buscar placer y conexión también son válidas estas formas de dar y recibir placer. Está más que comprobado que la estimulación del clítoris es la forma más común de alcanzar el clímax.

Realmente no importa el tamaño

El tamaño no es tan importante como la mayoría de los hombres creen. Es más, existen mujeres que más bien se intimidan por los penes demasiado grandes. El juego previo, el arte de la seducción e incluso la manera de hablar, son mucho más relevantes que tener un miembro digno de un actor porno.

Prueba diferentes posturas sexuales

Irónicamente, al tener un pene pequeño la penetración es más sencilla, el secreto está en conseguir una postura correcta. Por ejemplo, la posición con la pelvis elevada, apoyándose en una almohada debajo del trasero y con las piernas muy abiertas es perfecta para dirigir al pene durante el coito.

No tomarse las cosas con apuro

Disfruten el momento, exploren lo sutil y tómense las cosas con mucha calma. Hablen, intimen y déjense llevar por el placer.

La inseguridad es el peor ingrediente que se le puede dar al coctel del placer. El hombre debe romper ese paradigma de que si no tiene un miembro gigantesco no podrá tener pareja. Si tienen este tipo de problemas, contáctame y con mucho gusto superaremos este problema netamente psicológico.

 

(Visited 83 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − seis =

@AlexandraGalletti