Anorgasmia: ¿qué es y cómo se supera?

La anorgasmia es un tema tabú para muchas mujeres, llegando al punto de que jamás lo hablan ni con sus propias parejas. ¿Por qué? Simplemente para evitar que el hombre piense que el problema es que él no es capaz de satisfacerla. El tabú es tal que muchas ni siquiera se atreven ir al sexólogo.  

¡No tengas miedo! Si tienes ese problema, no dejes de leer el siguiente artículo donde te diré las causas y las posibles soluciones para esta terrible disfunción.

¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia es la imposibilidad de alcanzar el clímax en una relación sexual o mediante la masturbación, entre 15 y 30% de la población padece este problema. Mientras que en el hombre ésta puede producirse por estrés, depresión y síntomas afines, en el caso de la mujer la cuestión es más compleja. Sin embargo, no tienes por qué preocuparte, sólo 5% de los casos tiene que ver con alguna lesión en la zona genital. En pocas palabras: lo más probable es que el problema está en tu cabeza.  

Causas de la anorgasmia

  • Traumas sexuales o maltratos durante la infancia o adolescencia.
  • Sentimientos de culpabilidad o vergüenza por el sexo que puede ir de la mano a una crianza rígida o religiosa que le ponga un matiz demasiado pecaminoso a la sexualidad.
  • Miedo: temor por mostrar su cuerpo, perder a su pareja, terror a quedar embarazada o de contraer una enfermedad de trasmisión sexual.
  • Problemas de pareja: las tensiones que hayan en la relación influyen directamente en la baja de la libido.

¿Cuáles son los tipos de anorgasmia?

  • Anorgasmia primaria:la que sufren aquellas mujeres que jamás al tenido un orgasmo ni por contacto sexual ni por masturbación.
  • Anorgasmia secundaria: la que padecen las mujeres que por alguna razón pierden la capacidad de llegar al clímax.
  • Anorgasmia absoluta: cuando no se tiene ningún tipo de placer ni deseo sexual, bajo ningún contexto o circunstancia.
  • Anorgasmia relativa: cuando nada más se llega al orgasmo mediante un tipo concreto de estimulación.
  • Anorgasmia situacional:cuando es posible llegar nada más en situaciones muy concretas.

Tratamiento de la anorgasmia

Como sexóloga te recomiendo que acudas a consulta para que te ayuden a vivir y experimentar tu sexualidad al pleno. Esto puede incluir tratamiento con juguetes terapéuticos, terapia de pareja y psicoterapia para superar los traumas del pasado.

Los ejercicios Kegel también pueden ayudarte a sentir progresivamente hasta que te normalices. Estos ejercicios consisten en contraer los músculos en el interior de la vagina para fortalecer el piso pélvico.

¿Sufres de anorgasmia? No dudes en contactarme y te ayudaré a superar con éxito tu disfunción.

(Visited 59 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − ocho =

@AlexandraGalletti