9 posiciones sexuales ideales para la mujer

¿Sabías que existen más de 600 posiciones sexuales documentadas? Si bien te puedo parecer un número sorprendente, la mayoría de ellas surgen de derivaciones de las más conocidas. Tomando eso en cuenta, tu sexóloga en Tampa ha seleccionado las variantes que estadísticamente son más placenteras para las mujeres. ¿Quieres saber cuáles son?

Estas posiciones las escogí teniendo en cuenta aquellas que permiten una penetración profunda, la estimulación del clítoris, vagina y punto G. Veamos:

Misionero reversionado

Apoya tus piernas sobre los hombros de tu pareja mientras ella se recuesta sobre ti. La penetración será muy profunda y reconfortante. Si deseas más placer, te recomiendo que coloques las piernas sobre uno de los hombres y sentirás mucha más fricción.

Sentada sobre tu pareja

Siéntate encima de tu hombre, manteniéndote perpendicular a él. Para estimular tu punto G, inclínate hacia atrás y agárrale los tobillos a tu pareja. Aprovecha que él tiene las manos libres para que estimule tu clítoris. ¡Alcanzarás un orgasmo explosivo!

En cuclillas

Anímate a ponerte en cuclillas sobre tu macho. Apóyate sobre tus pies hasta que éstos queden al costado de sus caderas. Asciende y desciende sobre su pene y verás lo delicioso que es. Si quieres ser más extrema rota tu cuerpo para cambiar el ángulo de penetración.

El jinete

Esta postura sexual admite algunas variantes. Para la primera, coloca tu cuerpo sobre el de tu pareja, pero mirando hacia sus pies. Puedes sujetarte con las manos de sus tobillos o apoyarlas sobre la cama para mayor estabilidad. Una vez que te haya penetrado, reclínate hacia el frente como si estuvieras cabalgando. De esta manera, él podrá acariciar y masajear fácilmente tu cola y tu ano.

Jinete recargado

Luego de hacer la posición anterior, reclínate y dile a tu pareja que se eleve un poco hasta que puedas apoyarte en su pecho. Tu hombre se sentirá muy complacido de tener al alcance tus senos, vientre y clítoris.

Jinete súper hot

Apoya los pies sobre la superficie donde estén de forma en que queden a cada lado de los muslos del hombre. Echa tu torso hacia atrás y sube y baja sobre su pene. ¿No es una manera perfecta de hacer ejercicios?

El almohadón

Coloca una almohada debajo de tus caderas para lograr una penetración posterior elevando tu pelvis y tus nalgas. El hombre debe acostarse sobre tu espalda y te penetrará por detrás mientras besa tu cuello, acaricia tus orejas y hasta puede besarte los labios. También, sus manos pueden colocarse sobre tus senos y tú puedes ocuparse de frotar tu clítoris contra la almohada.

El perrito

Haz que tu hombre se coloque de pie, al borde de la cama. Mientras tanto, apóyate sobre tus manos o codos mientras te encuentras arrodillada. Si hacen esta posición, gracias al ángulo pélvico el clítoris tendrá mayor fricción y será de fácil acceso para ambos.

El tornillo

Túmbate de espalda en la cama y procura que tus nalgas queden en el borde de la cama, flexiona tus piernas hacia un mismo costado. El hombre debe arrodillarse al borde de la cama y empezará la penetración. El tornillo es una excelente opción para alcanzar el orgasmo ya que el clítoris produce estimulación continua.

¿Has probado estas posiciones? ¿Quieres compartir alguna otra? ¡No dejes de comentar!

(Visited 183 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + nueve =

@AlexandraGalletti