Dra. Alexandra Galletti

28 maneras de masturbarte

Descubrir tu propio cuerpo es indispensable para tener una sexualidad plena. Es increíble la cantidad de mujeres que jamás han alcanzado un orgasmo,  ya sea por desconocimiento, tabúes, prejuicios, temas emocionales o psicológicos. ¿Cómo superarlo? Rompiendo paradigmas y conociendo por ti misma qué es lo que te gusta. En esta oportunidad, tu sexóloga en Miami te enseñará 28 formas de masturbarte:   

  1. De arriba abajo: concéntrate en el clítoris y tócalo con un dedo, frótalo de arriba abajo.
  2. Caricia larga y lenta: usando uno o más dedos, deslízate de forma ligera y suave por el centro de tu vagina, de abajo hacia arriba con un recorrido largo.
  3. De lado a lado: varía la dirección de tus movimientos, empezando por el clítoris. Frótalo de un lado a otro aumentando la intensidad de manera gradual.
  4. Movimiento circular con los dedos: utilizando los cuatro dedos realiza movimientos en forma circular frotando toda la zona íntima, no exclusivamente el clítoris.
  5. Punto U: toca la zona que se encuentra justo por encima de la uretra haciendo movimientos circulares.
  6. Chorro de la ducha: aunque no se utilizan dedos, la presión del agua provoca sensaciones increíbles. También puedes tocarte o penetrarte para brindarte mayor placer.
  7. En la bañera: ¡llévate tus jugueticos a la bañera! Tócate mientras te relajas, déjate llevar y disfruta de tu cuerpo.
  8. Sobre la almohada: ¿has tenido intimidad con tu almohada? Simularlo puede ser delicioso… Aunque suene extraño.
  9. Toalla enrollada: agarra una toalla, enróllala y colócala sobre una silla. Siéntate encima, frótate, restriégate y dedícate a sentir.
  10. El apretón: presiona el clítoris con el índice y el pulgar. Realiza movimientos repetidos, procurando que mientras un dedo vaya para un lado el otro vaya para el otro.
  11. Imitando a los hombres: una vez hayas presionado y jugado con movimientos alrededor del clítoris, trátalo como si fuera un pequeño pene e imita la forma masculina de masturbarse.
  12. Sándwich: utiliza los dedos medio e índice como si fuesen dos rebanadas de pan y tu clítoris el relleno. Presiónalo cada vez más y dale pequeños golpes con la mano mientras varías la presión y la velocidad.
  13. Sobre los labios: frota y estimula con los dedos la zona de los labios vaginales, es ideal como juego previo antes de la masturbación.
  14. Meditación orgásmica: necesitas de otra persona para que masaje tu zona íntima mientras tú te dejas llevar por las sensaciones.
  15. El collar de perlas: coloca un collar de perlas entre tus piernas y muévelo hacia adelante y hacia atrás.
  16. Penetración: acuéstate, levanta las rodillas y abre las piernas. Penetra tu vagina con los dedos medio e índice para simular a un pene.
  17. Con vibrador: puedes hacer cualquiera de las técnicas anteriores con un vibrador.
  18. Piernas cruzadas: acuéstate y relaja las piernas. Luego, aprieta los muslos y pon los dedos de los pies en punta, cruzados… Utiliza tus rodillas para subir y bajar. Mantén tu vagina apretada mientras te estás tocando.
  19. Sado: colócate unas pinzas de pezón en tus pechos mientras te estás masturbando
  20. Masturbación con lubricación: emplea un gel lubricante y acaricia tu clítoris y tu vagina. Recuerda que los lubricantes pueden producir diferentes efectos, busca el de tu preferencia.
  21. Vibrador casero: no hay que explicarlo demasiado. Utiliza tu creatividad y… ¡A vibrar!
  22. Mírate en el espejo: verse a sí mismo puede llegar a ser excitante.
  23. Actriz porno: imitar las posiciones de una película pornográfica puede ser divertido. Tu imaginación volará.
  24. Masturbación boca abajo: acuéstate boca abajo y flexiona las rodillas para que puedas tener contacto con el clítoris. Puedes agregar una sábana o almohada en la zona erógena.
  25. Masturbación anal: el ano tiene muchas terminaciones nerviosas, su estimulación puede ser divina. No es necesaria la penetración, puedes rozarlo o introducir nada más la punta de los dedos.
  26. Sobre el capuchón del clítoris: tócate encima del capuchón del clítoris, es perfecto para calentar los motores al principio de la masturbación en el caso de que seas muy sensible.
  27. Aparta el capuchón: si eres más bien la que necesita más estimulación, esta es tu técnica. Coloca tus dedos sobre el capuchón y tira lentamente la piel hacia atrás.
  28. Con dos vibradores: uno para el clítoris y otro para la penetración. Ideal para las más extremas.

¿Cuál es la que más te gusta? ¿Conoces alguna más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
es_ESSpanish
This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience. Este sitio web utiliza cookies y recopila información personal para una mejor experiencia de usuario.